Azúcar y sal

de la serie
Cuentos del camino

Este capítulo nos relata un cuento acerca de un matrimonio de ancianos que vivía en una casa de sal, en el cual el esposo era de azúcar y la esposa de sal. La pareja de ancianos siempre peleaban mucho y un día de una pelea muy grande, la viejecita de sal echó de la casa al viejecito de azúcar. El viejecito estaba muy triste pero intentaba no llorar porque sus mejillas podían deshacerse. Construyó una casa de barro, y cuando quiso reconciliarse con la viejecita, ella no lo aceptó. Un día de mucha tristeza le pidió a una nube que llorara por él, y ésta así lo hizo. Fue tanta la lluvia que deshizo la casa de sal de la esposa, quien fue a pedirle que la ayudara para no deshacerse, aceptándola en su casa de barro. La pareja de viejecitos se dio un fuerte abrazo y un largo beso, tan largo que con el agua no se pudieron despegar. Cuando pudieron, al viejecito de azúcar le quedó la boca de sal y a la viejecita le quedó la boca de azúcar. Nunca más pelearon por nada y fueron felices por siempre en la casa de barro.

“Cuentos del camino” es una serie animada de cuentos e historias populares que han marcado la evolución de distintas culturas, ahora reinterpretadas y adaptadas para niños y niñas a través de universos plásticos creativos e innovadores.

Pais: 
España
Año: 
2006

Tags: 
cuentos del mundotradición oralancianoscasasalazúcarriñareconciliarsecasa de barrotrastosempalagosocántaros.